LA FEDERACIÓN

JUNTA DIRECTIVA

PRESIDENTE:

ENRIQUE CAPUTO RIVERA

SECRETARIO:

ELOY PORTILLO ALDANA

TESORERO

AGUSTÍN VÁZQUEZ CARUNCHO

Con la promulgación de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa, se produjo el primer hito del desarrollo legislativo del principio de libertad religiosa y de culto consagrado por la Constitución Española. La decisión de crear un ente federativo budista, se adoptó en el año 1990 por los representantes de las comunidades fundadoras. La Federación de Comunidades Budistas de España (FCBE) se constituyó formalmente en 1.992, al amparo de la citada Ley, inscribiéndose en 1.995 en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia.

Sus miembros fundadores fueron la Comunidad para la Preservación de la Tradición Mahayana, la Confesión Karma Kagyu de Budismo Tibetano, la Comunidad Budista Soto Zen, la Orden Budista Occidental, y la Comunidad Dag Shang Kagyu. Posteriormente, se han venido incorporando otras comunidades, y actualmente se encuentran en trámite de admisión otras varias.

La Federación está, pues, integrada por comunidades religiosas budistas. De muchas de ellas, dependen, a su vez, un gran número de centros de práctica, constituidos a su vez, legalmente, en formas diversas.

La acción federativa se organiza a través de su Junta directiva y comisiones de trabajo, en la que se procura la participación activa de todas las comunidades, coordinadas por el Presidente de la Federación. Han sido, hasta el momento, presidentes, Antonio Mínguez Reguera, Miguel Angel Rodríguez Tarno y Florencio Serrano Prior; el actual Presidente es Enrique Caputo Rivera.

A lo largo de su existencia, la Federación, conforme a los fines incluidos en sus Estatutos y normativa interna, ha trabajado por la unión de las comunidades y entidades vinculadas al Budismo en España, así como para obtener las óptimas condiciones, dentro de las posibilidades legales, para la totalidad de las personas que practiquen o quieran practicar el Budismo en nuestro país. En dicha actividad, ha venido desarrollando la interlocución con el Estado y las administraciones públicas, en todas la materias que puedan resultar de interés para el conjunto de practicantes budistas.

Conscientes de que había que procurar, activamente, la obtención de tales beneficios legales, la Federación Budista solicitó en su día, y con arreglo a la posibilidad establecida en la Ley, la declaración de notorio arraigo en España del Budismo, lo que fue concedido por el Ministerio de Justicia el 18 de octubre de 2.007. La declaración de arraigo, si bien no determinada en cuanto a su contenido en la Ley, supone el reconocimiento por el Estado de la presencia física y extensión social de una confesión. También, la posibilidad de alcanzar acuerdos con el Estado, y la presencia en la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia. Las confesiones que han obtenido dicha declaración han sido, por el momento, las siguientes: Islam, Judaísmo, Iglesia Evangélica, Iglesia Ortodoxa, Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ültimos Días (Mormones), Testigos de Jehová, y Budismo. (la Iglesia Católica no precisa de esta declaración, al tener un estatuto jurídico especial reconocido por la Constitución y los acuerdos con la Santa Sede).

La Federación participa activamente en la Comisión Asesora de Libertad Religiosa, en el ámbito de la actual  Subdirección General de Relaciones con las Confesiones (Ministerio de Justicia), para la redacción del borrador de la futura Ley de Libertad Religiosa, en el que se integran la totalidad de confesiones que tienen reconocido el notorio arraigo, además de la Iglesia Católica."

Igualmente, está presente con representación en el correspondiente Patronato, en la Fundación Pluralismo y Convivencia (creada entre otros objetivos, para establecer una relación normalizada entre las instituciones oficiales, ya sean ayuntamientos, diputaciones, etc., y las confesiones minoritarias; para proporcionar bajo ciertos requisitos, subvenciones públicas a las confesiones minoritarias, etc.), y en organizaciones internacionales como la EBU (European Buddhist Union) . También mantiene relación con diversas entidades, en materias y ámbitos diversos: medios de comunicación, universidad, foros socioculturales, diálogo interreligioso, ayuda humanitaria y otros

No tiene ningún tipo de finalidad o vinculación política, y su vocación es de integración permanente y amplia con todos los budistas, siempre en desarrollo de las enseñanzas del Dharma.

La FCBE ha venido ofreciendo y ofrece, a cuantas personas y entidades lo soliciten, información y asesoramiento sobre el Budismo en España. En ello se incluye a las entidades que deseen inscribirse en el Registro de Entidades Religiosas, federarse, etc. Para acceder a ello, no es preciso formar parte de la Federación.

Desde la Federación percibimos una sincera simpatía de la sociedad por el Budismo. Entendemos que nos incumbe una labor amplia a nivel general, no de captación ni proselitismo (algo ajeno y contrario a lo que nos enseñó el Buda), sino de incorporación de valores éticos y vivenciales, algo de lo que todos, independientemente de sus creencias, pueden beneficiarse.

El trabajo efectuado en todos estos años ha sido en ocasiones arduo y difícil, pero se ha visto grandemente recompensado por el esfuerzo común, en beneficio de todos.

Sirva ello para que todos los seres alcancen la iluminación.

La sede social de la FCBE es:
Federación de Comunidades Budistas de España
Avda. Menéndez Pelayo, nº 113 Esc. Dcha. 1º Izq.
28007 - Madrid
Teléfono: 91 434 48 29